YEMAYA

Si alguna vez hubo una fragancia romántica y relajante, creemos que es esta. La paleta de aromas comienza con notas de salida cítricas ligeras, que desembocan en un corazón de jazmín fragante exótico, mezclado a través de delicadas flores blancas, acolchado con ámbar suave y sobre un lecho de madera de cedro seco, pachulí, vainilla y almizcles puros. Si desea crear esa sensación de spa en casa, YEMAYA establecerá el tono a la perfección.
×