OICHE

Este aroma es opulento y oscuro, casi hipnótico. Una rosa deliciosamente embriagadora que disfruta de la luz del sol vespertina entrelazada con un jazmín blanco trepador, encerrado en un suave lecho de almizcles en polvo.
×